Festividades y Comercio Justo


Las fiestas decembrinas son, sin duda, fechas en las cuales muchos hogares reciben un sinfín de adornos que anuncian la emoción por los espíritus festivos. Desde esferas y guirnaldas, hasta nacimientos y estrellas. La temporada navideña se caracteriza por adornar nuestros cuartos, pasillos, árboles y vestidos con productos llamativos.


Los productos artesanales, poco a poco, se han convertido en una opción conveniente para estas temporadas. Artículos de palma adornan los árboles de navidad, nacimientos y comedores enteros. Figuras de cerámica representan escenas festivas en diversos rincones de las casas. Hermosos textiles reposan en coloridas cajas esperando ser recibidos con la alegría de un regalo.


Estas crecientes tendencias que apoyan la demanda y consumo de productos alternativos, tales como los artesanales, pueden ser benéficas para economías locales y pequeños productores.


Las artesanías son productos estratégicos para la reactivación económica de muchas comunidades, en su mayoría de autoadscripción indígena, que se han visto afectadas por el lento crecimiento económico y la pandemia de COVID-19.


Sin embargo, debido a la popularización de estos nuevos mercados, nuevas formas de comercio injusto han surgido. Estas ofrecen precios más llamativos o ideas plagiadas, afectando directamente el trabajo artesano originario.


Es por eso que en Fundación Hilando Arte queremos darte algunos consejos para conservar las tradiciones y cosmovisiones artesanales originarias mediante prácticas de comercio justo y ético.



Primero, creemos que es importante conocer las dinámicas productivas del establecimiento donde estamos comprando el producto artesanal. Creemos que, en su mayoría, es mejor comprar el producto directamente de las manos artesanas, pues así nos aseguramos que la autoría está siendo respetada y las ganancias no serán obstruidas por terceros. No obstante, es posible que por un sinfín de razones, no nos sea posible efectuar intercambios a una escala tan directa, por lo qué, te invitamos a cerciorar la distribución justa del precio en caso de existir un intermediario.


Esto último puede ser logrado investigando el negocio, valores de la empresa y acciones de responsabilidad social que efectúe.


Asimismo, es importante subrayar la importancia del no regateo. Los productos artesanales son piezas que requieren una maestría de la técnica productora, una cadena productora minuciosa y una serie de elementos culturales valiosísimos. Entender la complejidad de su origen nos permite otorgarles, a la persona productora y a su producto, el respeto que se merecen; este incluye el no regateo.


Por otro lado, te invitamos a conocer colectivos horizontales con propuestas de economía solidaria. A continuación te compartimos una lista que pudiera ser útiles en tus siguientes compras navideñas

● @gusano_mio

● @guenda_mr

● @rodriguez.lacasadelrebozo

● @arte_koots

● @biabeguug

● @llanahuaricnn


En Fundación Hilando Arte queremos continuar fomentando el uso de productos artesanales como elementos característicos de nuestras épocas festivas. Admiramos el sincretismo cultural que los y las artesanas han forjado año con año, cada vez con más vanguardia. Sin embargo, es importante reconocer los retos que su popularización conlleva. El valor de lo echo a mano sigue presente en estas fechas, ¡fomentemos el comercio justo!