Comunicando a través de mariposas

En la comunidad San Andrés Chicahuaxtla en Oaxaca vive una de las variantes de la etnia de los nanj nï’ïn, es decir; las personas que hablan la palabra completa. Chicahuaxtla es el lugar donde las mujeres se comunican a través de mariposas... La mariposa o Yahuii es la forma en la que el pueblo naj nï’ïn –bautizado como triqui por los españoles- denomina a la iconografía plasmada sobre sus textiles. De esta forma, no tan solo las figuras de mariposas reciben este nombre, sino también el resto de las figuras que son brocadas en su indumentaria tradicional. Es importante, señalar; que son las mujeres las que actualmente siguen portando la ropa tradicional y son ellas mismas las que; como forma de subsistencia económica y cultural de su comunidad se encargan de su elaboración.

Entre las montañas y la niebla de la Sierra Sur de Oaxaca, habitan las mujeres que se paran al segundo canto del gallo, las que sin recibir en muchos casos una educación formal tienen un dominio extraordinario de las matemáticas y un conocimiento del diseño basado en la naturaleza y la intuición; para brocar verdaderas obras de arte. Entre sus manos, los saberes más valiosos de su comunidad cobraron vida. Se dice que la primera de ellas que empezó a tejer fue la abuela Ga’aj, la primera que observando la metamorfosis de la mariposa, la convirtió en metáfora de vida para la comunidad como símbolo de transformación y cambio constante… no es de sorprender que en Chicahuaxtla existan más de 150 variantes. Desde entonces, cada mujer plasma en los huipiles que broca, su propio ciclo vital, a través de mariposas, Los detalles en blancos al inicio y al final del huipil representarán con humildad el inicio y fin de su existencia, y para algunas incluso; la reencarnación. Los hilos, serán testigos de su mundo interior, contarán sus estados de ánimos cuando se sienta frente al telar de cintura por las mañanas, sus más grandes penas y sus más grandes amores. Estarán teñidos del color de su alma. Los rayos del sol que bendicen su existencia ahora serán los listones que adornan la prenda en el cuello... su cabeza, la guía de su corazón; será en el huipil, el centro del universo. De la parte posterior de la prenda, colgarán listones de colores que representan los colores del arcoíris.


Yatahlí, actual miembro del colectivo de mujeres Llana Huaricnn- que lleva más de 40 años de existencia- es una de estas mujeres, gran ejemplo de su comunidad; que dedica todo su esfuerzo para preservar la tradición. Tras estudiar Ingeniería textil en la Ciudad de México regresó tras concluir sus estudios, con el deseo de seguir apoyando el desarrollo de su comunidad. Yatahlí, junto con el colectivo de mujeres que encabeza ha realizado un gran esfuerzo por difundir la importancia de no solamente de perpetuar la elaboración del textil.


Featured Posts
Recent Posts
Archive