“Grandes Maestros del Arte Popular Mexicano, 20 años”


La exposición “Grandes Maestros del Arte Popular Mexicano, 20 años” presentada por el Banco Nacional de México a través de Fomento Cultural Banamex es un recorrido lleno de belleza, tradición y color en el que se pueden apreciar piezas, creadas por grandes maestros provenientes de los 32 estados de la República Mexicana. La artesanía textil es una de las más representativas de nuestro país y como parte de esta exposición podemos encontrar una exquisita colección de piezas textiles elaboradas por grandes maestros artesanos, que nos enamoran con la calidad, belleza y alma de su trabajo. Esta magnífica colección está compuesta por distintas piezas artesanales como rebozos, huipiles, quechquémilts, blusas, gabanes, sarapes, tapetes, manteles, indumentaria indígena y más, en los cuales se puede ver la pasión de los artesanos y el amor que se expresa en sus tejidos. Algo que caracteriza a la artesanía textil de nuestro país son las diferentes técnicas que desde la antigüedad han sido utilizadas para la elaboración de prendas, y por supuesto, a través de esta colección de piezas textiles podemos observar técnicas como el telar de cintura, telar de pedal, bordado a mano y teñido natural, utilizando materiales como hilos de algodón, seda, lana, gasa e incluso plata y oro.

Recorrer esta exposición es un gozo, pues es impresionante ver tanta belleza representando el arte textil de México. En mi opinión una de las piezas más magistrales es un sarape de 24 hilos de lana por pulgada, tejido con hilos de oro, plata y seda, y teñido con grana cochinilla, nogal, pericón y añil, el cual fue elaborado por el maestro artesano Efrén Nava a lo largo de tres años. Por otra parte, las piezas bordadas a mano me parecieron extraordinarias pues la finura y delicadeza en las formas y diseños de estas era muy impresionante, y además en cada bordado se podía notar la pasión, dedicación y amor de los artesanos hacía las prendas.

Mi experiencia en esta exposición fue verdaderamente placentera, ya que al ver el detalle de cada prenda pude percibir la calidez con la que cada artesano elabora sus piezas, dejando su corazón al tejer los hilos. Sin duda cada pieza es una verdadera obra de arte, pues representan el más fino trabajo textil y me parece que es muy enriquecedor poder apreciar el trabajo de los artesanos.

Por último, me dio mucho gusto darme cuenta que el ser colaborador de la Fundación Hilando Arte me ha dado mucho conocimiento sobre la elaboración de los textiles artesanales y me dio mucha alegría darme cuenta que ahora sé identificar fácilmente las diferentes técnicas, materiales y teñidos, y además puedo darme cuenta cuando una pieza es auténtica y tejida a mano. Considero que el textil artesanal se ha ganado un lugar muy importante en mi corazón, y me siento

muy orgulloso de ver tanto talento en nuestro país reflejado en piezas de la más alta calidad. Definitivamente siempre seré un defensor del valor cultural de las artesanías mexicanas y el trabajo de los artesanos, quienes hacen el más grande esfuerzo por elaborar piezas magistrales. Se debe valorar su trabajo y el amor que transmiten con los hilos. ¡Amemos el textil artesanal mexicano!

Featured Posts
Recent Posts
Archive